Una de las bases de la competitividad de Bionaturis es su sistema Flylife, una innovación que les permite sustituir los reactores tradicionales de fabricación de fármacos por larvas de mariposa. “Con Flylife tenemos la misma capacidad productiva que tienen esos sistemas tradicionales, pero invertimos menos tiempo y recursos”, explica Infante. De cualquier modo, el consejo delegado de Bionaturis asegura que todas las áreas de negocio de la compañía están cumpliendo hoy por hoy el objetivo para el que fueron creadas.

Leer información completa en Diario Financiero