Bionaturis, empresa biotecnológica que cotiza en el MAB, participa en el consorcio público-privado ADELIS, liderado por Laboratorios Rovi y donde, además de Bionaturis, están presentes las empresas Biomedal, Vaxdyn y Althia, así como grupos de investigación del Hospital Virgen del Rocío, Universidad de Granada, Universidad de Sevilla, Universidad de Cádiz y Genyo[1]. El proyecto, que tiene como objetivo global la optimización de los procesos de administración y liberación de fármacos, tiene una duración de 24 meses y supone una inversión global estimada de 2.6 millones de euros. La iniciativa está encuadrada y financiada por el programa FEDER-INNTERCONECTA, coordinado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La actividad y objetivos de Bionaturis están centrados en la búsqueda de soluciones al uso de antibióticos tradicionales y al aumento creciente de los fenómenos de resistencia. La aparición de cepas bacterianas multi-resistentes al uso de antibióticos tradicionales es un problema en crecimiento que preocupa cada vez más a las autoridades sanitarias internacionales. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los fenómenos de resistencia aparecen en un 20% de los enfermos tratados de tuberculosis y son causantes de la mayoría de las infecciones nosocomiales adquiridas en hospitales, generando más de 300 mil muertes anuales en Europa y EEUU, entre otros.

De animales a humanos

El problema se traslada igualmente a salud animal. Según publica recientemente el rotativo New York Times, un estudio sobre 30 antibióticos usados en alimentación animal demuestra que la mayoría de ellos están vinculados al aumento de los fenómenos de resistencia en humanos. Bionaturis aborda el problema proponiendo una colección de péptidos antimicrobianos -algunos de ellos producidos con el sistema FLYLIFE- que serán ensayados en modelos animales usando las vías de administración y liberación […]